Revisiones y mantenimiento de sistemas hidráulicos

Las revisiones de una instalación hidráulica y los mantenimientos que se deben hacer de manera preventiva o predictiva los especifican los fabricantes de las máquinas para tener una vida útil lo más prolongada posible evitando paradas por fallos no previstos, con el coste adicional en piezas y producción que suponen esas averías.
Es recomendable seguir los consejos que marque el fabricante de las máquinas tanto en la parte mecánica como hidráulica, sobretodo sin contar que al ser una máquina nueva puede estar un tiempo sin revisiones. Es el periodo inicial donde se realizan las revisiones más habitualmente para evitar fallos graves en montaje o suciedades que deterioren la maquinaria, etc. En este periodo inicial se suele tener que realizar las siguientes revisiones preventivas.

Revisiones de la puesta en marcha de instalaciones hidráulicas

En el periodo inicial de una máquina se deben revisar la instalación hidráulica diariamente o incluso varias veces al día el nivel y la temperatura del aceite, comprobar la presión del acumulador, comprobar el correcto ajuste de los componentes hidráulicos que tienen que estar regulados en unos valores como pueden ser las válvulas reguladoras de presión, caudal, etc. En algunos casos se recomienda cambiar filtros de aceite tras un periodo muy corto de funcionamiento para eliminar todos los desechos que podían tener adheridos en su interior la instalación hidráulica nueva ensuciando rápidamente el filtro. En el caso que el filtro tenga indicador de suciedad se tiene que revisar visualmente para asegurarnos que no se produce su obturación temprana enviando suciedad al circuito.

Revisiones del líquido hidráulico

Los controles que se hacen en el líquido hidráulico son para garantizar su correcto estado, ya que es la base para el buen funcionamiento del sistema hidráulico. El aceite hidráulico pueden trabajar a altas presiones teniendo unas características cada tipo de aceite hidráulico que se adaptan al tipo de servicio y ambiente de trabajo. Los controles que se realizan son de temperatura trabajando normalmente entre 40ºC y 90ºC horas, aunque dependiendo del tipo de aceite la temperatura de trabajo no debe ser demasiado alta, inferior a los 60ºC, ya que con temperaturas más elevadas pierde las propiedades de una manera acelerada.
El nivel de aceite es importante controlarlo para evitar por falta de aceite entrada de aire, aumento de la temperatura o fallos de la bomba.
El cambio del aceite o filtrado de agua se deben realizar cuando marca el fabricante, realizándose un cambio en la puesta en marcha para eliminar las sustancias de origen y después por años o horas de trabajo como indique el manual de mantenimiento de la máquina. Estos cambios de aceite se pueden prolongar realizando mantenimiento predictivo con controles de la calidad del aceite.

Revisiones de los filtros

Los filtros de aceite pueden estar colocados con indicador de suciedad o sin estos indicadores. En el caso que no tenga indicador de suciedad el cambio del filtro se debe realizar periódicamente cuando marque el fabricante.
Los filtros que tienen indicador de suciedad se deben controlar según marque el fabricante diariamente, semanalmente o mensualmente. Hay que mirarlo cuando el aceite ha alcanzado su temperatura de trabajo, ya que en frío el aceite es más denso y puede dar una indicación errónea.

Revisiones en Vaso de expansión, acumulador

El vaso de expansión se debe comprobar garantizando que el resto de la instalación hidráulica no nos falsea la presión, teniendo solo la presión que hay en el lado de la membrana. Una manera de comprobarlo es con la bombas apagadas y descargado el circuito hidráulico que conecta con el vaso de expansión.
Esta comprobación se realiza según marque el fabricante, diariamente en la puesta en marcha, semanalmente, mensualmente dependiendo de la recomendación una vez superado el periodo inicial.

Revisiones en Refrigerador de aceite

Las refrigeraciones del aceite son importantes para mantener la temperatura de trabajo del aceite en valores correctos para evitar el deterioro de las propiedades del aceite.
En los refrigeradores de aceite por agua, se debe comprobar el nivel del agua, la calidad y la temperatura del agua, realizando la limpieza con productos químicos o con cepillos de nylon según marque el fabricante.
En la refrigeración del aceite por aire es importante la limpieza para garantizar el intercambio de calor del equipo, ya que la suciedad impide la correcta refrigeración del aceite por medio del aire generado por el ventilador.

Controles y ajustes varios

Los ajustes en los equipos que tienen algún tipo de regulación como pueden ser válvulas reguladoras de presión, caudal, o detectores como presostatos, etc. se ajustan en el montaje y se deben revisar a largo plazo, normalmente lo debe hacer el fabricante dependiendo de la máquina.
Por último se deben realizar inspecciones generales de fugas, estado de las tuberías y tubos, controlar los ruidos de los componentes eléctricos y mecánicos como motores, bombas, acoplamientos y la limpieza regular para evitar la suciedad de la máquina.

2 Comments

Responder a Ricardo pacheco silva Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*