Tipos de mantenimiento industrial

El mantenimiento industrial dentro del funcionamiento de una industria se encarga de garantizar la vida útil de las instalaciones, con el objetivo de mejorar la seguridad para evitar accidentes y mejorar la productividad aumentando la disponibilidad de los equipos de la fábrica.
Estos objetivos se tienen que realizar con el presupuesto indispensable, evitando sobre costes que repercuten en la eficiencia de la producción pero intentando evitar las paradas de maquinaria por averías.
Los tipos de mantenimiento aplicables se llevan a cabo en función de la vida útil de los componentes y las especificaciones del fabricante, teniendo en cuenta que lo ideal es alargar al máximo la vida útil de los diferentes componentes de los equipos, realizando el cambio de estos componentes en el momento adecuado, para evitar afectar a la productividad. Hay componentes que le afectan muchos agentes externos como puede ser las condiciones de trabajo o el clima, etc. y es difícil prever cuando se aproxima al fallo para poder cambiarlo con antelación.
Los tipos de mantenimiento se pueden aplicar indistintamente a diferentes partes de un mismo equipo, pudiendo realizar los diferentes tipos de mantenimiento en función del coste o consecuencias de cada componente, como puede ser el tiempo en cambiarla, el stock, etc., se puede dejar una pieza sin revisar y llegar al final de su vida útil hasta estar defectuosa y tener que cambiarla al provocar una avería.
Se puede cambiar periódicamente o revisar periódicamente esté como esté la máquina, o se puede ir tomando datos para comprobar el estado de los componentes y prolongar al máximo la vida de los componentes pero evitando que llegue la avería por fallo de este componente.
En función de todo lo comentado anteriormente los diferentes tipos de mantenimiento industrial son los siguientes:

 

Mantenimiento correctivo:

Es el mantenimiento que se realiza después de un fallo, teniendo que realizar una reparación inmediata o si la máquina y el tipo de avería se podría prorrogar la reparación para el momento que menos molestias cause y mejor se pueda reparar. Este mantenimiento suele ser menor los costes, pero tiene muchos inconvenientes al soler llegar las averías en el momento menos deseado.

 

Mantenimiento preventivo:

Este tipo de mantenimiento se encarga de realizar revisiones periódicas con el fin de evitar fallos, estas revisiones están programadas periódicamente y llevan asociadas diferentes tareas como pueden ser lubricaciones, comprobar valores, reaprietes y cambio de piezas si el fabricante así lo determina.

 

Mantenimiento predictivo:

El mantenimiento predictivo es un tipo de mantenimiento que suele ser una rama del mantenimiento preventivo, su misión es realizar revisiones antes de que falle el equipo recogiendo datos precisos del estado de la máquina, para proceder a actuar dependiendo de su estado. Se puede realizar periódicamente el mantenimiento predictivo, también  se suele realizar en función del estado de la máquina observando señales ya sea por vibraciones, controles químicos, controles termográficos, ultrasonidos, pudiendo preveer en que estado se encuentra la máquina con mayor precisión y actuar en consecuencia a realizar mantenimiento ya sea cambiando componentes, engrasando dependiendo la necesidad de la máquina, encontrando defectos con mayor antelación, evitando paros indeseados. Este tipo de mantenimiento es más preciso pero también es mas costoso al requerir personal y equipos más cualificados.

 

Mantenimiento proactivo:

Este tipo de mantenimiento engloba todos los anteriores y es más bien, una forma de funcionar de la empresa, implicando a todo el personal en el buen funcionamiento y el mantenimiento correcto, dejando de ser tarea exclusiva del equipo de mantenimiento. Dentro de la organización del mantenimiento se implican desde los directivos hasta los operarios cada uno realizando funciones acordes a su formación y puesto en la empresa.

 

Después de ver los tipos de mantenimiento principales basado en su aplicación en función de si actuamos antes o después de un fallo, podemos añadir dos mantenimientos que inciden en la puesta a punto o mejora de la máquina.

Mantenimiento Cero horas o Overhaul

Este mantenimiento no es tan conocido ya que no deja de ser una reforma integral del equipo para poder considerar que la máquina tiene todas las piezas de desgaste nuevas o revisadas y reparadas teniendo una garantia que este equipo se le ha prorrogado la vida útil, sin necesidad de tirar el equipo y comprar uno nuevo. Este mantenimiento puede ser una revisión y reforma realizada por cuestiones de garantizar productividad o requerimientos de normativas.

 

Mantenimiento de mejora o actualización

Son las intervenciones que realiza el equipo de mantenimiento para mejorar la máquina, modificarla para garantizar un mejor funcionamiento o para que cumpla alguna normativa nueva.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*