AUTOMANTENIMIENTO.net

El portal del Mantenimiento Industrial

Etapas del Mantenimiento Autónomo

El mantenimiento autónomo es uno de los pilares de la implantación de TPM.
Es el paso que se encarga de transformar a los operarios que hasta ahora solo se centraban en la producción, a tener que realizar también el mantenimiento básico, convirtiéndose en especialista de su propia máquina.
El mantenimiento autónomo se puede dividir en siete pasos:
1. Limpieza inicial.
Lo más difícil es la limpieza inicial, hay que fomentar el orden y la limpieza como filosofía de trabajo.
2. Proponer medidas para eliminar causas que generan basura y polvo.
Manteniendo el equipo limpio se reduce el tiempo de limpieza y el operario propondrá medidas para evitar el desorden, la suciedad, etc.
3. Estandares de limpieza y lubricación.
Los grupos de trabajo del TPM ponen los estandares de mantenimiento básico, la limpieza, lubricación y reapriete de las diferentes piezas de la máquina.
4. Inspección general.
En este paso se ensaya la detección de fallos con una inspección general del equipo, que con una formación correcta del operario se desarrollarán habilidades para detectar anomalías.
5. Inspección Autónoma.
Se revisan los estándares creados en las 4 etapas anteriores para afianzar las actividades del mantenimiento autónomo. Se realiza el manual de inspección autónoma, complementando las inspecciones de grupos de trabajo de operadores y personal técnico, tanto con equipo parado, o equipo en marcha.
Cuando el paso 4 está consolidado se pueden realizar los programas de mejoras de diseño del equipo, mantenimiento preventivo, mantenimiento anual, culminando en la creación del manual de acción correctiva.
6. Organización y ordenamiento.
Organizar realizando procedimientos y estandares creados por dirección y mandos intermedios. Ordenamiento es adherirse a los estandares por parte de los operarios. En este paso se fomenta, simplifica y organiza el mantenimiento autónomo.
En este punto el operario soportan el mantenimiento preventivo y correctivo a nivel básico, detectan fallos, producen solo calidad, etc.
7. Implantación del mantenimiento autónomo.
Al terminar las actividades de los grupos de trabajo, guiadas por los supervisores los trabajadores son verdaderos profesionales, independientes, especialistas capaces de generar su propio trabajo, mejorar el equipo y el proceso.
Este proceso de siete puntos es lento y puede llevar entre 3 y 5 años desde la idea a la implantación total.

, , ,

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>