Mantenimiento Predictivo. Ensayo de partículas magnéticas

La realización del mantenimiento predictivo sobre partículas magnéticas se realiza para comprobar que piezas metálicas no tengan ninguna fisura que provoque daños al agravarse este defecto en el equipo.
Su realización suele efectuarla personal especializado, ya que tienen que saber interpretar las marcas del producto al comprobar con el equipo electromagnético.

Funcionamiento de las partículas magnéticas

El funcionamiento básico es el de rociar con un espray la zona a comprobar, el líquido de este espray está formado por partículas magnéticas. Cuando se le aplica el equipo eléctrico hace que las partículas circulen entre los dos polos del equipo eléctrico, si en la zona que se está comprobando tenemos alguna fisura las partículas se alinean en la zona de la fisura al no poder circular libremente como se produce en las zonas sin defecto del material metálico.
Dependiendo del tipo de pieza que se vaya a comprobar y de su ubicación o posibilidad de comprobarla en otra ubicación, se utilizará un tipo de espray u otro, o incluso antes de realizar la comprobación se pintará con otro espray para que haya contraste entre el metal y el espray con partículas.
Si se puede realizar en un cuarto sin luz o montar uno, siempre que la pieza a comprobar se puede desplazar a esta zona, se comprobará con luz ultravioleta.

El ensayo explicado hasta ahora es el método húmedo de ensayos de partículas magnéticas. También se puede utilizar polvo como se puede ver en el vídeo del fabricante Magnaflux especializada en ensayos no destructivos. A este ensayo con polvo metálico se denomina  método seco.

Sé el primero en comentar

Dejar una contestacion

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.


*